5 tendencias para móviles durante 2016.


Cada día se venden más de 5 millones de smartphones en el mundo y ya todos conocemos cómo estos han cambiado nuestras vidas y revolucionado las interacciones. En promedio, por día miramos nuestros telefonos unas 150 veces y pasamos más de 2 horas en aplicaciones móviles. Todo esto, oculta una gran verdad:

Los móviles no sólo ha hecho que sea más fácil hacer las cosas que siempre lo hacíamos, sino que también han cambiado nuestro entendimiento de lo que debe ser la relación marca/consumidor.

Aquí es donde estamos en el 2016, los Smartphones están en todas partes pero en relación a los consumidores y las marcas todavía tenemos mucho que entender, aprender y aplicar.
Aquí 5 tendencias que demuestran un avance visible en materia de comunicación empresarial y su vínculo con los clientes.

I. Momentos móviles

Si hay un cambio importante que estamos viviendo, es este.

Visto como un canal de marketing, el móvil es lo más personal y omnipresente que puede llegar a ser. Y esta es la razón por la que probablemente deberíamos dejar de verlo como un canal de marketing y en su lugar, repensar la forma fundamental en la que interactuamos con nuestros consumidores. Esto es lo que creemos que están haciendo las ‘marcas inteligentes’ durante este año.

Qué significa esto? En primer lugar, al ser un dispositivo ‘siempre presente, siempre conectado’
corremos un gran riesgo si pensamos que las antiguas técnicas de marketing tradicionales, masivas e invasivas, van a funcionar en este medio, donde los consumidores ya no toleran tal nivel de interrupción en un dispositivo que es, prácticamente, una extensión de sí mismos.

Es tiempo de estructurar lo que ofrecemos en torno a las necesidades del momento a momento del dueño del smartphone y podríamos pensarlo como cuando un amigo aparece con una ayuda en el momento justo en oposición a una fría llamada (o cold-call) de un vendedor telefónico.

Las marcas que entiendan esto van a estar presentes durante la jornada del usuario apareciendo con mensajes relevantes en momentos indicados. Esto representa un nuevo modelo de relevancia y oportunidad que requiere un mayor entendimiento de nuestros usuarios como nunca antes acompañada de una comprensión que debe ser en tiempo real para ser aprovechada.
Para algunos, el cambio va a ser doloroso, estamos desaprendiendo hábitos de marketing que nos hemos acostumbrado a utilizar lo largo de décadas pero de algo estamos seguros y es que el futuro es de ‘momentos móviles’ y se trata de estar cuando el cliente está listo y no al revés.

II. La incorporación del Contexto

Desarrollar un marketing exitoso significa comprender al usuario de forma más abarcativa. Conocer que le gusta y que no, cómo ha interactuado con la empresa, etc para así ofrecerle campañas que sean relevantes a sus propios intereses y así poder fidelizarlo.

La nueva propuesta es añadir el “contexto”. Lo relevante será acompañar la información del consumidor con su “momento real”: lo que está sucediendo en el preciso momento. Integrar en tiempo real los flujos de datos procedentes de múltiples fuentes.

Algunos ejemplos de esto puede ser manejar datos de ubicación o movimientos del usuario, así como su histórica relación con una marca. De esta manera estamos aptos para ofrecer descuentos a usuarios fieles o a aquellos que se encuentren cerca de un local.
También encontramos las campañas basadas en eventos, lo que permite a la marca estar presente y/o brindar su servicio según un determinado acontecimiento donde asiste el cliente.

III. Móviles, elementos fundamentales en las ventas por menor

El consumir a través de los dispositivos móviles no es nuevo pero será una tendencia a desarrollar más profundamente en la actualidad sobretodo para locales minoristas.

Las marcas minoristas están comenzando a darse cuenta de la importancia de las nuevas tecnologías en la venta de sus productos, razón por la cual incorporan cada vez más el uso de plataformas móviles para completar o terminar dicha transacción.

Se perciben esfuerzos innovadores que incluyen aplicaciones de asesoría de imágen y compras o base de datos sobre la experiencia del consumidor en los locales. Sin embargo, hasta el momento pocos han entregado un verdadero retorno de inversión. Se esperan cambios en este aspecto para el 2016 ya que los consumidores estarán más acostumbrados y los comerciantes más preparados para brindar el servicio.

La clave inicial es el “compartir” la información a través de diferentes canales. Situación que no se ha manejado efectivamente hasta el momento.

En 2016 vemos como la aplicación de datos permitirá conocer la visión única y personal del cliente, así como nos permitirá obtener las experiencias del mismo con la marca. Como resultado, el móvil se moverá cada vez más cerca del corazón de la estrategia de venta al por menor.

IV. Apps everywhere

Se aprecia el aumento en las formas de interacción del cliente con una aplicación. Esa tendencia no muestra signos de disminuir y estamos empezando a ver más innovación en torno a cómo los consumidores interactúan con los servicios en sus teléfonos.
Hoy podemos apreciar las aplicaciones distribuidas en una mayor variedad de dispositivos. Como por ejemplo la televisión. Se entiende que al consumidor le agrada el contenido interactivo donde se permitan altos niveles de experiencias con el usuario.

El anuncio de TV de Apple en el primavera de 2015 es un claro precedente de cómo podría presentarse la información e inclusive ass noticias en un futuro cercano.
En lo que respecta a este año podremos visualizar las técnicas de marketing asociadas a las apps móviles que se extenderá hacia los demás medios de comunicación. Sin duda esto cambiará la forma en que pensamos acerca de la televisión y de la publicidad en la televisión.

V. Las apps operacionales

¿ A través de qué medios los negocios realizan comunicaciones operacionales tales como recibos, alertas , actualizaciones, etc? La clásica respuesta sería vía Email y es una opción válida, incluso no siendo el canal elegido por los jóvenes consumidores.
Pero el correo electrónico tiene un historial irregular con respecto a la consecución de objetivos. A su vez otros medios como SMS y llamadas son recursos más caros para trabajar. Por esta razón estamos viendo el aumento del uso de comunicaciones operacionales dentro de las apps.
Los bancos son un gran ejemplo que permite de manera más eficiente y económica el paso de información para confirmar o negar una transacción. También para rechazar una compra
directamente desde un mensaje o una conversación en la aplicación. Esta es experiencia infinitamente superior en general, donde además el banco va a saber si la notificación se ha leído o no.
Así es que se recomienda pensar en el móvil primero a la hora de realizar comunicaciones operacionales. Esto no pretende hacer un quiebre total con los emails, sino incorporar e integrar ambos canales con el fin de mantener la más directa relación con el cliente.

Fuentes:
http://www.internetlivestats.com/
http://research.ciowhitepapers.com/
https://www.swrve.com


Deja un comentario


cinco × cinco =